En el orden ECONÓMICO, creemos en el LIBRE MERCADO, en la LIBRE COMPETENCIA como único mecanismo para promover mejores precios y calidad, y en la PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR.

Reconocemos, además, los siguientes postulados:

f) El respeto a la propiedad privada es fundamental para la optimización del manejo de los recursos.

g) La certeza jurídica es la que permite que un mercado se desarrolle eficientemente.

h) El pleno empleo y la estabilidad de precios son los grandes objetivos a perseguir con la política económica.

i) El primer empleo, es decir aquel dirigido a los jóvenes entre 15 y 24 años de edad, debe priorizarse en las políticas públicas a manera que nuestra juventud se conduzca en el trayecto

productivo, y no en el trayecto de la delincuencia y del crimen organizado.

j) En cuanto al gasto público, éste tiene tres objetivos:

i) La asignación de recursos necesarios para el cumplimiento de las funciones básicas del Estado.

ii) La redistribución de los ingresos, favoreciendo a través de programas sociales, a la población menos favorecida.

iii) Actuar con el gran estabilizador de la economía, ya sea con políticas expansivas o contractivas, dependiendo del ciclo en el que esté atravesando la economía.