Ideología partidaria

PRINCIPIOS IDEOLOGICOS:

1) Reconocemos en Dios la primacía sobre todas las cosas y acciones; y respetamos el ejercicio de todas las religiones, sin más

limitaciones que las que estipulan las leyes vigentes. El respeto al prójimo, en todo sentido, es una máxima que debemos hacer valer.

2) Reconocemos a la familia como fuente primaria de formación de valores y de convivencia. La formación de nuestros hijos la complementa la Iglesia y sistema de educación.

3) Reconocemos a las Iglesias como la rectoras de la sana convivencia y respeto al prójimo. Los principios cristianos del mundo occidental permiten la coexistencia pacífica de los pueblos.

4) Reconocemos como funciones básicas del Estado, la JUSTICIA y la SEGURIDAD, donde se garantice la VIDA, la LIBERTAD, y la PROPIEDAD de la población. El Estado aún no prioriza sus acciones y los recursos provenientes de los impuestos que pagan los contribuyentes; desperdicia y mal asigna los escasos recursos con cuenta.

5) Reconocemos nuestra obligación de velar siempre porque se respete el principio de que TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY. En Guatemala no hay ciudadanos de segunda clase, todos gozamos de los mismos derechos y obligaciones.

6) Creemos en el ESTADO FACILITADOR que reduzca el costo de gestión de los ciudadanos y de los agentes económicos. El servicio público es una labor honorífica que se debe únicamente a los intereses de la población por igual, no a intereses personales o sectarios. En Guatemala el Estado se ha convertido en el gran obstaculizador de la gestión del ciudadano. No facilita los procesos, los complica y en esa complicación es donde se siembra la semilla de la corrupción. La discrecionalidad del funcionario público es algo que hay que combatir con reglas simples y claras. No podemos seguir permitiendo que el sistema haga del servidor público, otro gran extorsionista. La función pública URGE dignificarla.

7) En cuanto a la JUSTICIA, ésta siempre debe velar porque los criterios del DEBIDO PROCESO, JUSTICIA PRONTA e IMPARCIAL se apliquen en todo momento, para que, de esta forma, se cumpla plenamente el concepto de JUSTICIA. Existe un clamor por la justicia en Guatemala. Cada vez más los ciudadanos le siguen perdiendo la confianza al sistema judicial, politizado y corrupto. Esta crisis del sector justicia puede llevar al país aún a peores escenarios si no se hace algo al respecto a la brevedad posible.

8) Reconocemos que la SOBERANÍA del Estado de Guatemala es un bien público supremo, al que todos estamos obligados a defender.

Las relaciones internacionales deben estar abiertas a todos los países por igual, fortaleciendo así nuestro desempeño comercial, financiero, económico y cultural. En varias ocasiones de nuestra historia, por la incapacidad de cómo país tomar las riendas de su destino, Guatemala ha sido víctima del intervencionismo extranjero; el resultado siempre ha sido negativo. Demostrémosle al mundo que contamos con un capital humano de gran potencial y de buena fe suficiente para sacar solos a Guatemala. Bienvenida la cooperación externa, pero respetando siempre el interés nacional y la estabilidad.

9) Reconocemos la identidad multicultural de Guatemala. La diversidad es fuente de riqueza y la inclusión es una condición necesaria para la pacífica convivencia de una Nación.